¿Cómo trabajar las inteligencias múltiples en el aula de Educación Infantil? | Agora Barcelona International School

Para poder hablar de las inteligencias múltiples primero tenemos que definir qué son y de dónde viene esta expresión. Pues bien, deben su existencia al psicólogo estadounidense Howard Gardner quien, en 1984, definió la conocida como Teoría de las Inteligencias Múltiples.

A grandes rasgos, lo que quería decir con ella es que el ser humano no tiene una única inteligencia, como se había pensado hasta ese momento. Que el ser humano está compuesto por diversas inteligencias, que pasaremos a definir posteriormente, y que, aunque todos las tenemos todas, no hay dos personas con el mismo nivel de desarrollo o perfiles de inteligencias. En otras palabras, que cada ser humano desarrolla unas más que otras y que es ese dato, precisamente, el que nos hace únicos como personas.

Como decimos, se trata de una teoría que, como tal, tiene defensores y detractores. Lo cierto es que, pese a ello, están cada vez más presentes en el campo de la educación. Son muchos los centros educativos que tienen en cuenta las inteligencias múltiples y desarrollan todas, de manera individual, en el aula.

¿Cuántos tipos de inteligencias múltiples existen?

Antes de pasar a describir cómo se pueden trabajar en el aula, hay que hablar de todas y cada una de ellas. En concreto, Howard Gardner habla de ocho inteligencias múltiples que hay que trabajar:

  • Lingüística: recoge la capacidad para trabajar y utilizar el lenguaje para alcanzar cualquier objetivo, así como para aprender idiomas.
  • Lógico-matemática: tiene que ver con la capacidad de utilizar el pensamiento lógico, así como resolver problemas matemáticos. «Fue la inteligencia que, durante años, se consideró como baremo para detectar cuán inteligente era una persona», afirman desde el portal especializado Psicología y Mente.
  • Cinestésica: se aúna con la inteligencia corporal y hace referencia a la capacidad de expresar mediante el cuerpo, los movimientos y, en definitiva, la psicomotricidad. ¿Quiénes disfrutan de esta inteligencia desarrollada? Deportistas, bailarines, cirujanos, pintores, …
  • Naturalista: está relacionada con sensibilidad a la naturaleza, el entorno, la geografía, el clima o la flora y la fauna.
  • Interpersonal: la relacionada con la empatía y la intuición con los demás, con la capacidad de entender y comprender lo que le está pasando al prójimo.
  • Intrapersonal: esta es la más relacionada con las emociones y la atención.
  • Espacial: «Permite observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas», comentan desde el portal antes apuntado.
  • Musical: la que tiene que ver con el lenguaje musical y la capacidad para entenderla, beneficiarse de ella, así como crearla.

La importancia de atenderlas todas en la infancia

«Está sacando unas notas pésimas en matemáticas, así que voy a apuntarlo a una academia de clases particulares para mejorar». ¿Te suena esta expresión? Ha sido típica durante generaciones de padres que se empeñaban en que sus hijos mejorasen esas áreas que más les costaba, mientras no prestaban apenas atención a aquellas en las que sobresalían.

Por suerte, en la actualidad parece que esto está cambiando. Aunque los expertos insisten en seguir trabajando para mejorar esas áreas necesarias, también lo hacen al afirmar que hay que apoyar y valorar aquello en lo que el niño es bueno, para fomentar su mejora continua durante toda su vida.

Por ejemplo, si existe un estudiante de Primaria que sobresale por encima del resto a la hora de hacer poesía, pero, sin embargo, no sabe dar una patada a un balón, en vez de centrarse 100% en que mejore en educación física, habría que apoyarle y fomentar esa inteligencia ya desarrollada, para que la mejore aún más.

¿Cómo trabajar las inteligencias múltiples con niños de educación infantil?

¿Sabías que el juego es el principal vehículo de aprendizaje en la etapa infantil? Es tan importante para el desarrollo del menor que, incluso, fue reconocido como uno de los derechos de la infancia por la Organización de las Naciones Unidas.

Y es tan importarte que cada vez son más los colegios y centros educativos que lo utilizan como parte de su modelo educativo. A la hora de trabajar las inteligencias múltiples, el juego es una alternativa ejemplar.

Y es que, de acuerdo a los expertos, lo mejor para trabajar todas y cada una de ellas en el aula de educación infantil es hacerlo a través de actividades que al niño le resulten atractivas y que aúnen el aprendizaje y el desarrollo de varias (o todas) las inteligencias a la vez. ¿Cómo hacer esto? Lo mejor es aprender haciendo, por ejemplo, a través de la metodología Aprendizaje Basado en Proyectos.

Aparte de eso y como comentábamos al inicio, citando al autor de la Teoría de las Inteligencias Múltiples, no hay dos personas con el mismo perfil de inteligencias desarrollado. Por lo tanto, no tiene mucho sentido generalizar los contenidos en una sola clase. ¿A qué nos referimos con esto? A que, para trabajar las inteligencias múltiples desde infantil, lo mejor será apostar por una educación personalizada e individualizada en el que se atiendan, de manera personal, las necesidades y capacidades de cada estudiante, pues no hay uno que sea exactamente igual que el otro. Algo que tenemos muy integrado en el currículo de Agora Barcelona International School.

19 / 01 / 22