Deporte alternativo: qué es, ejemplos, características y beneficios

En los últimos años han experimentado un crecimiento notable los llamados deportes alternativos, actividades lúdicas de distinta índole que tienen su origen, salvo alguna excepción anterior, en la década de los 90. Las características de los deportes alternativos, que son modalidades que suelen combinar elementos de algunas disciplinas populares, suponen una gran oportunidad para los docentes de educación física, que a menudo aprovechan su gran atractivo y los beneficios que presentan para el alumnado para incluirlos en sus clases de educación física.

Es muy probable que te preguntes qué es un deporte alternativo. Como su propio nombre indica, se trata de modalidades que no gozan de mucha popularidad ni espacio mediático. Tampoco, por ende, una masa importante de practicantes. Todo ello hace que sean, en general, poco conocidos para la población. No obstante, existen algunas excepciones que sí han conseguido hacerse un hueco entre los deportes populares, como por ejemplo el bádminton, al que ha ayudado su fama en los países asiáticos y el respaldo que supone ser deporte olímpico.

Algo parecido está ocurriendo en la actualidad con otros deportes alternativos que también han sido reconocidos como deporte olímpico. Un ejemplo es el flying disc (utiliza el conocido frisbee como herramienta principal de juego), integrado en el Comité Olímpico Internacional en el año 2015.

Ejemplos de deporte alternativo

Existen muchas más disciplinas consideradas deportes alternativos que las dos citadas hasta el momento.

De hecho, la lista ha crecido tanto que hay quien se atreve a hacer clasificaciones (no oficiales) según su tipología. En este sentido, se puede diferenciar entre los deportes alternativos que se juegan con materiales convencionales aplicados de un modo distinto a los deportes convencionales, siendo las pelotas el mejor ejemplo; juegos y deportes con materiales alternativos, a menudo relacionados con el juego y el ocio, como es el caso del citado frisbee pero también de las indiacas o del slackline. Esta última es esa actividad que recuerda al funambulismo que se ve cada vez más en parques y playas, donde grupos de chavales y niños caminan sobre una cuerda flexible enganchada entre dos árboles.

Además, hay deportes alternativos que utilizan materiales que no son específicos de educación físico, como pueden ser las telas o los neumáticos, entre otros, e incluso se pueden improvisar deportes alternativos con materiales que encontremos en nuestro entorno. Pueden ser naturales, como piedras o piñas, y también elementos urbanos. Es el caso de las vallas o los bancos.

Dicho esto, además de los ejemplos mencionados, los deportes alternativos “más conocidos” son probablemente el kinball, que cuenta con una federación con varios millones de participantes; tchoukball, un deporte de equipo con pelota sin contacto del que se tiene constancia desde los años 70; y sobre todo, el korbal o balonkorf, deporte alternativo con más de un siglo de historia que se asemeja al baloncesto aunque con canastas más grandes y equipos mixtos de 8 miembros, cuatro chicos y 4 chicas.

Otros deportes alternativos relativamente populares y fácilmente integrables en las clases de educación física con niños y adolescentes son los siguientes:

  • Bubble football, relativamente popular en las playas españolas en los últimos años.
  • Pinfuvote: deporte por equipos de 6 personas que combina ping-pong, fútbol, voleibol y tenis.
  • Bijbol, al que se juega con una pelota gigante y cuyo objetivo es marcar goles con todas las superficies del cuerpo sin que esta se pueda retener nunca en las manos.
  • Tripela: modalidad creada por un profesor portugués que se juega en un campo de medidas similares al del fútbol sala y el balonmano, son algunos

Beneficios de los deportes alternativos en los niños

Los deportes alternativos son una gran oportunidad docente ya que permiten trabajar tantos factores físicos y cognitivos y valores positivos como los deportes tradicionales pero con la motivación extra que para los niños es enfrentarse a una nueva experiencia, a menudo desconocida para ellos. Solo el hecho de poder descubrir una nueva actividad ya supone un plus de curiosidad que les hace conectar con la actividad de primeras, por lo que el docente puede aprovechar esta predisposición inicial que los deportes alternativos suelen conseguir en los alumnos, que además agradecen sus dinámicas y reglamentos sencillos.

El trabajo con materiales y dinámicas alternativas y el hecho de investigar con ellos es una de los mayores atractivos y ventajas de los deportes alternativos, que además suelen fomentar la integración y la igualdad, puesto que a menudo son disciplinas deportivas mixtas, que combinan, si son de equipo, a niños y niñas sin distinción entre ellos. El sexo, por lo tanto, no es un factor decisivo, como tampoco lo son la condición física o la competencia motriz. Esto, no cabe duda, fomenta el trabajo cooperativo y en equipo, favorece la socialización en un clima de convivencia saludable, donde la no discriminación y la tolerancia se imponen, y como decíamos, facilitan trabajar en igualdad.

Todos estos beneficios se unen a los que aportan los deportes convencionales, ya que en los deportes alternativos no se pierde, por ejemplo, competitividad —aunque tiene mayor importancia el proceso que el resultado final en la mayoría de estas disciplinas—, pero se gana en participación y en el trabajo de valores sociales. No en vano, muchos de ellos tienen como prioridad los fines educativos, como demuestra el hecho de que son varios los que fueron inventados por profesores de educación física. Y, por si fueran pocos los beneficios de los deportes alternativos, suponen una ventana para que los niños y adolescentes accedan a nuevas alternativas de ocio saludable.

En Agora Barcelona International School los deportes alternativos son, por todo lo descrito, una herramienta docente más, con la gran ventaja añadida de las enormes posibilidades que ofrecen a nuestro personal docente las sobresalientes instalaciones deportivas de nuestro centro educativo situado en el municipio de Sant Esteve Sesrovires, dentro de la Urbanización Residencial Golf Masia Bach.

Nuestro ‘Sport Center’ está dotado con unas instalaciones polivalentes que son una pieza clave en la educación integral de nuestros alumnos, en la que juegan un papel protagonista la práctica deportiva y los valores asociados a ella tienen un protagonismo esencial.

40.000 m² que incluyen pistas de baloncesto y balonmano, pistas de tenis y de pádel, campos de fútbol de césped artificial (de fútbol sala y fútbol 11), piscina cubierta, circuitos de cross y mountain bike, y un polideportivo cubierto multifuncional son algunas de las instalaciones deportivas adaptables para la práctica también de muchas de las disciplinas conocidas como deportes alternativos.

01 / 07 / 22